lunes, 20 de junio de 2016

14 Obesidad Hormonal Yo puedo hacer que Ud. engorde...La Insulina

14. TRADUCCIÓN DEL BLOG DEL DR JASON FUNG

Yo puedo hacer que usted engorde ...Soy la insulina

Obesidad hormonal III

Por Jason Fung

Link Original: https://intensivedietarymanagement.com/can-make-fat-insulin-hormonal-obesity-iii/

Traduccion DANIEL y Esteban

prevalence of obesity

CarsEn la actual epidemia de obesidad, existe un claro punto de inflexión en el año 1977. ¿Cuál fue el motivo?
Quizás el mayor uso de los coches sea la causa subyacente de la obesidad. La vida se ha hecho cada vez más sedentaria y la falta de ejercicio, entonces, podría haber llevado a la obesidad. Vamos a abordar el mito de ejercicio en una próximo serie.

Un examen más detallado, sobre la hipótesis del "vehiculo", como causa de obesidad, hace agua como haria una cesta de paja. Miremos este reciente informe del Grupo de Interés Público de Estados Unidos sobre el comportamiento al volante.

El número de vehículos y de millas transitadas per cápita aumentaron de forma continua desde 1946 a 2007. No hay ningún pico empezando en 1977. Si el aumento de los coches es el principal factor de la obesidad, ¿cómo se explica el giro repentino en el año 1977? No es así. Esta teoría es tan incompleta como un circo sin payasos. Da miedo….

La historia es similar para aquellos que consideran que el aumento en los restaurantes de comida rápida es el responsable de la obesidad. Aunque no niego que la comida rápida, que es altamente procesada ​​y llena de carbohidratos engordantes, pero, no hay ningún pico de aumento considerable en el número de restaurantes en el año 1977. Sólo hay un aumento gradual y sostenido a lo largo de las décadas.

El uso creciente de coches y la comida rápida pueden contribuir al aumento lento que subyace en la tasa de obesidad, pero, ¿qué es lo que causó el aumento repentino en 1977? Mi mejor conjetura es: fueron las “odiosas” Guías Alimentarias para los Estadounidenses de 1977. En una medida tan absurda como contratar a un vendedor ambulante para dirigir una gran corporación, de repente se pasó del asesoramiento dietético a base de nuestras madres al asesoramiento sancionado por el gobierno de los Estados Unidos.

Este consejo no se decidió por consenso científico. No hubo consenso médico. Fue decidido por un político. ¡Y cuál era ese consejo? Coma más hidratos de carbono. Coma menos grasas y entre ellas menos saturadas. ¿Resultado? La epidemia de obesidad. ¿Qué otra cosa nos puede esperar cuando se toma el consejo dietético de un político?

Entonces, ¿qué causa la obesidad? ¿Cuál es la etiología?
De acuerdo con los puntos de vista tradicionales como el de Charles Banting - son los azúcares y los alimentos ricos en almidón los que causan la obesidad. Antes de que el punto de vista "calórico" se hiciera popular había otra escuela de pensamiento - pensadores predominantemente alemanes y europeos. La Segunda Guerra Mundial eliminó por completo a la mayor parte de los pensadores europeos y la interpretación errónea de calorías se convirtió en la ortodoxia nutricional del mundo.
Hormonal Obesity Theory
La teoría hormonal de la obesidad

Se planteó la hipótesis que la obesidad estaba causada por una desequilibrio hormonal. En nuestro cuerpo habría mediadores hormonales que controlan la masa de grasa. Como sucede en otros sistemas, por ejemplo, la hormona estimulante de la tiroides (TSH) controla la tiroides. La hormona del crecimiento (GH) controla el crecimiento de las células. Las hormonas sexuales (testosterona y estrógenos) controlan la maduración sexual. Estas se llaman glándulas endocrinas y las sustancias que las controlan son las hormonas. Esta es la teoría hormonal Obesidad.


La masa grasa también debe estar bajo control hormonal. El estímulo principal para regular las células de grasa (obesidad) es la insulina. En menor medida, tiene un rol el cortisol. Las hormonas son la señal para que el cuerpo se vuelva obeso. Por lo tanto, en virtud de esta señal, llevamos a cabo las conductas que nos llevan a ser obesos - esto es que comemos más o hacemos menos ejercicio o disminuimos el gasto energético total.

Hay muchas ventajas de esta teoría. En primer lugar, los adipocitos (celulas grasas), al igual que todos los otros sistemas en el cuerpo están bajo control hormonal. Es decir, no se trata simplemente de que sea nuestro cerebro consciente quien decida si comer o no, sino que lo hace bajo control automático. Esto toma en cuenta tanto el hambre como la tasa metabólica basal.

Además, esto significa que las calorías entrantes y las calorías gastadas están íntimamente relacionadas entre sí. Que van a trabajar juntas para aumentar o disminuir la obesidad en base a las señales hormonales. Como hemos visto en la serie anterior, la ingesta y el gasto calórico están fuertemente sincronizados entre sí.

Si esta teoría es verdadera, entonces esta debe ser una hipótesis extremadamente fácil de probar o refutar. Si la insulina causa la obesidad (es su etiología), entonces simplemente podemos dar más insulina y ver si las personas engordan.
Insulin pic
La insulina fue descubierta en 1921 por Banting y Best en la Universidad de Toronto. La diabetes tipo I es una enfermedad que resulta de la destrucción autoinmune de las células productoras de insulina en el páncreas. Esto da lugar a niveles extremadamente bajos de insulina, las inyecciones de insulina han llevado a la curación milagrosa de esta enfermedad. Pero también tenía otros usos. Antes de 1923 estaba siendo utilizada como un agente de engorde para los niños que sufrían crónicamente de bajo peso.

Ahora la pregunta del millón. Si la insulina causa obesidad, a continuación dar  insulina debería causar aumento de peso. Si le doy la insulina alguien, ¿va a hacer que engorde? La respuesta corta es SÍ.

De hecho, casi cualquier médico que prescribe insulina para los pacientes con diabetes tipo I o tipo II sabe que esto es un hecho. Los pacientes que reciben insulina también son conscientes de ello.

¡La insulina causa obesidad! Cuanta más insulina se utilice, más obesidad se produce. Esto es simplemente un hecho innegable de la vida médica diaria.
Veamos un estudio en diabéticos tipo I de reciente diagnóstico.

"Influencia del tratamiento intensivo de la diabetes en el peso y en la composición corporal de los adultos con diabetes tipo 1 en el estudio Diabetes Control and Complications Trial (DDT)"
Insulin dcct
Los pacientes diabéticos de tipo I necesitan insulina para sobrevivir. En este ensayo se asignaron al azar 2 grupos de pacientes. Un grupo obtendría una cantidad mínima de insulina. El otro grupo obtendría mayores dosis para mantener la glucemia bajo un estricto control.
La idea, que fue demostrada, era que el control estricto de la glucemia ayudaba a reducir las complicaciones de la diabetes. Sin embargo, ¿qué sucedió con el aumento de peso? Se puede ver en el gráfico que el grupo con mayores dosis de insulina (barras claras) durante un período de 9 años desarrolló significativamente más problemas con el aumento importante de peso que el grupo con dosis más bajas (barras sombreadas).

A los 9 años de seguimiento, más del 30% de los pacientes tenían una ganancia "mayor" de peso. ¡Fuerte, muy fuerte! ¿Era que estos pacientes carecían de fuerza de voluntad? ¿Estaban más perezosos que antes? ¿Eran más glotones? ¡No, No y No! Recibieron la insulina y eso los hizo engordar.

Insulin dcct 2
De hecho, existe una correlación directa entre la dosis de insulina total y el incremento medio de insulina en suero y el peso. Existe una relación dosis-respuesta.



Cuanto mayor sea la dosis de insulina, mayor será el peso ganado. Cuanto mayor sea el nivel sanguíneo de insulina, mayor será el peso ganado.

¿Qué hay con los diabéticos tipo 2?
A veces, estos pacientes también reciben insulina. Un estudio abordó este problema exactamente.

"Control intensivo de la glucosa en sangre con sulfonilureas o insulina en comparación con el tratamiento convencional y riesgo de complicaciones en pacientes con diabetes tipo 2" The Lancet 1998 Septiembre 12; 352 (9131): 2 837-53
Insulin 2
En diabéticos tipo 2 el aumento de la dosis de insulina causó obesidad. Al comienzo del estudio, el peso fue el mismo en ambos grupos. Se asignaron al azar a un tratamiento que contiene más o menos insulina. Aquellos con mayores dosis de insulina aumentaron más de peso.

Todo esto lleva a la ineludible conclusión de este estudio:  la insulina causa obesidad. Los que recibieron más insulina ganaron un extra de 4,700 kg en promedio en comparación con los que recibieron menos insulina.

En otras palabras - Puedo hacer que engordes. Puedo hacer que cualquier persona engorde. Sólo necesito para darle suficiente insulina. 


Continuar aqui: Obesidad hormonal 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario