jueves, 23 de junio de 2016

16 Obesidad Hormonal 5. Yo puedo hacerte adelgazar...La insulina


 16. TRADUCCIÓN DEL BLOG DE JASON FUNG

Yo puede hacerte adelgazar... 

La insulina – Obesidad hormonal V

Por Jason Fung
Traducción DANIEL y Esteban
Comenzar de cero en  Calorías 1
Comenzar esta serie en Obesidad hormonal 1
La teoría hormonal de la obesidad
De acuerdo con la teoría hormonal de la obesidad postulamos que los niveles altos de insulina provocan obesidad. Podemos dar insulina o medicamentos que estimulan aumenten la producción de insulina (sulfonilureas) y causar aumento de peso, a pesar de todos los intentos de reducir la ingesta calórica.
Si esta teoría es verdadera, también hay que esperar lo contrario. Es decir, si de alguna manera reducimos la insulina a niveles bajos, deberíamos esperar una pérdida significativa de peso a pesar de todos los intentos de aumentar las calorías ingeridas.
De hecho, esto es exactamente lo que encontramos. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune del páncreas. Las células productoras de insulina (células beta) son destruidas. Por lo tanto, los niveles de insulina caen a niveles extremadamente bajos. El azúcar en la sangre (glucemia) aumenta. Pero el sello distintivo de esta enfermedad es la pérdida de peso severa.
La clásica descripción de Areteo (en la antigüedad) de la diabetes tipo 1 es: "la diabetes es un derretimiento de la carne y de las extremidades en la orina". Es decir, a pesar de la cantidad de calorías que intente comer, el diabético tipo I sin tratar, no es capaz de ganar peso. Hasta el descubrimiento de la insulina, esta enfermedad era a menudo fatal.
En esencia, la insulina es la señal hacia el cuerpo para aumentar de peso. Si damos insulina, el cuerpo va a aumentar de peso. Si quitamos insulina vamos a perder peso. Dicho de otra manera, la insulina es uno de los principales reguladores del Peso de Seteo Corporal (adipostato). Si los niveles de insulina suben, nuestro cuerpo recibe la orden de aumentar de peso. Esto activará la respuesta (conducta ingestiva) para aumentar la alimentación. Vamos a tener hambre y nos veremos obligados a comer.
Si eso no funciona, entonces vamos a disminuir nuestro gasto energético total (GET) o la cantidad de calorías quemadas por lo que vamos a ganar peso en respuesta a cualquier número de calorías que se consuma.
Comer más y moverse menos es el resultado de la obesidad NO es la causa de la obesidad
Como afirma el gran Gary Taubes: “No engordamos porque comemos en exceso, comemos en exceso porque engordamos”.
Eso nos prepara perfectamente para hacer la pregunta correcta. ¿Por qué engordamos? Engordamos porque nuestros niveles de insulina son demasiado elevados.
En la mayoría de los casos, la insulina es el principal “jugador” en la obesidad. Sin embargo, no es el único control hormonal del peso, el cortisol también juega un papel.
El cortisol es la llamada hormona del estrés. Si la hipótesis es que el exceso de cortisol también puede causar obesidad, entonces deberíamos ser capaces de dar a alguien cortisol y observar el aumento de peso. Podemos observar los casos en que el cortisol se produce en exceso en el cuerpo. Esto se conoce como enfermedad de Cushing o síndrome de Cushing. ¿Cuál es el sello distintivo de esta enfermedad? El aumento de peso.


Existe una forma sintética de cortisol que se usa un muy comúnmente como un medicamento llamado prednisona, que es un corticosteroide. Es un potente anti-inflamatorio y, a menudo, es utilizado en el tratamiento del asma, lupus y otros trastornos inflamatorios.
Por lo tanto, si nos administran prednisona, ¿qué ocurre? Se desarrollan lo que se llama síndrome cushingoide. En otras palabras, estos pacientes parece que tienen la enfermedad de Cushing.
¿Qué hay si ocurre lo contrario?
Si creemos que el cortisol puede causar obesidad, entonces, ¿qué ocurrirá si los niveles de cortisol disminuyen hasta niveles extremadamente bajos?
Tenemos esta situación exacta en el caso de enfermedad de Addison. Esta también se conoce como insuficiencia suprarrenal. La glándula suprarrenal produce cortisol y cuando está dañada, los niveles de cortisol, así como otras hormonas se reducen y son muy bajos.
¿Cuál es la característica de la enfermedad de Addison? La clave es la pérdida de peso.
Las hormonas son la clave para la obesidad. Estas son relaciones causales. Una causa es algo que hace que algo suceda. Esta es una relación mucho más potente que la mayoría de los estudios de correlación
Si aumentamos la insulina, se produce un aumento de peso. Si disminuimos la insulina, perdemos peso. Nuestro peso corporal (así como todo lo demás en el cuerpo) está regulado por hormonas. Como toda variable fisiológica importante, el control del peso corporal no se puede dejar librada a algo tan imprevisible como la ingesta calórica diaria y al consumo de energía sino que debe ser regulada con precisión por las hormonas - en su mayoría la insulina, también el cortisol.
Esto tiene mucho sentido cuando se piensa en ello. Considera lo siguiente: si comemos 2000 calorías / día, esto asciende a 730.000 calorías en un año (2000 * 365 = 730.000).
Muchas personas, ganan medio a un kilo por año. No mucho, pero en más de 25 años, esto suma 25 kg acumulados de más. En términos de calorías, esto equivale a un exceso calórico de 7.200 calorías de más en 1 año, suponiendo que medio kilo de grasa son aproximadamente 3.600 calorías. Esta es una tasa de error de no más del 1%.
Si somos responsables de hacer el seguimiento de la cantidad de calorías que comemos y la cantidad de calorías que quemamos, ¿cree que podríamos ser tan increíblemente precisos? ¡La mayoría de nosotros ni siquiera sabe la cantidad de calorías que come o quema en un momento dado! ¿Cómo puede ser posible que esto sea controlado por nuestro cerebro racional (voluntario)?
Nosotros no controlamos nuestro peso corporal más que controlamos nuestros ritmos cardíacos. Esto ocurre de forma automática bajo la influencia de hormonas. Las hormonas nos dicen que tenemos hambre. Las hormonas nos dicen que estamos llenos. Las hormonas nos dicen cuándo aumentar el gasto de energía. Las hormonas nos dicen cuándo 'apagar' el gasto de energía. La obesidad es una desregulación hormonal de la acumulación de grasa.
Cuando llevamos a estas hormonas fuera de control, padecemos enfermedades como la obesidad. Si podemos entender que la obesidad es un desequilibrio hormonal, entonces estamos preparados perfectamente para hacernos la siguiente pregunta: ¿cómo tratar la obesidad?
Si consideramos que el exceso de calorías causa la ​​obesidad (la reducción calórica será nuestra estrategia principal), entonces el tratamiento será reducir las calorías ingeridas. Esto fue un FRACASO total y absoluto. Si entendemos que la obesidad está causada por un exceso de insulina, entonces tenemos que reducir la insulina para tratarla.
HOT 1A partir de mediados de 1800 hasta mediados de los años 1900 creíamos que los azúcares y los almidones causaban la obesidad. La obesidad se trató mediante la reducción de los azúcares y de los almidones. Y bueno, supongo que funcionó bastante bien.
Desde la década de 1950 hasta la década de 2000 creímos que las calorías causaban la obesidad. Esto dio lugar a numerosas dietas restringidas en calorías la gran mayoría de los cuales eran completos fracasos. Y bueno, supongo que eso hizo que explotaron las tasas de obesidad.
Ahora, con una mayor comprensión de las bases hormonales de la obesidad, vemos que hemos llegado al punto de partida y hemos reconocido una vez más que los hidratos de carbono refinados fueron la causa de la epidemia de obesidad. La clave es restaurar la insulina y, en menor grado, los niveles de cortisol a la normalidad. La clave no está en el equilibrio calorías sino en lograr equilibrar las hormonas.


Continuar en Ejercicio 1 
Continuar en Obesidad Homonal 6

4 comentarios:

  1. Hola Esteban, vengo siguiendo con mucho entusiasmo la traducción del libro del dr Fung... Soy medico de familia, y realmente muchas veces no se muy bien que responder a la pregunta ( casi queja) de mis pacientes cuando me dicen " no como nada pero igual engordo"... Que desafio dificil cambiar el paradigma de las calorias entrantes y salientes cuando la mayoria de los nutricionistas que recomiendo siguen haciendo eso sistematicamente. Ni que decir de las dietas restringidas en grasas saturadas porque si, cuando el colesterol esta un poco alto, o directamente la indicación de estatinas... Muy bueno el trabajo. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alejo!
      Realmente sufrí el mismo problema. Estamos ante lo que se llama disonancia cognitiva. Esto es solo el comienzo, cuando aplicas esto en la practica te das cuenta que la diabetes T2 es reversible, los paciente mejoran, dejan de usar insulina, sus laboratorios vuelven a ser normales, y "DEJAN" de ser diabéticos!(en un gran porcentaje), y pretenden que creamos en una medicación como liraglutide, que reduce 2 eventos cada 100 pacientes tratados por 4 años!! Y venden eso como revolucionario! (ya hablare de este estudio!)

      Eliminar
  2. Hola Esteban!! Realmente gracias por la traducción!! Leer en inglés lleva más tiempo y en la medicina no es lo q sobra, más aún muchas veces te quedas con dudas si entendiste bien.
    Cómo todo médico caí en la trampa de las Kcal y las grasas, y tras 37 años de fracasar en el control de peso, di con un grupo de dieta Paleo y otro de cetogenica. Por primera vez controlo mi peso a voluntad y mis porcentajes de grasa corporal.
    Se ve que mi cuerpo responde muy bien a los low carbs.
    Sigo leyendo y luego creo q te voy a atormentar a preguntas!!
    Felicitaciones y millones de gracias!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Rodrigo!.No soy paleo aunque creo que es una aproximacion bastante saludable, no creo que haya que estar en cetosis, es solo una herramienta. Y también tengo miles de preguntas!!

    ResponderEliminar