sábado, 18 de junio de 2016

8 Calorias. ¿Por que hacer dieta, nos vuelve hambrientos?

8. TRADUCCION DEL BLOG DEL DR JASON FUNG

¿Por qué Hacer dieta, nos vuelve hambrientos?

 Calorías Parte VIII

  Traduccion DANIEL

por Jason Fung
Link original: https://intensivedietarymanagement.com/why-diets-dont-work-in-the-long-term-calories-part-vii/


Haga clic aquí para ir a calorías Parte I, Parte II, Parte III, Parte IV, Parte V, Parte VI, y a Parte VII
Escrito el 14 de octubre de 2013 


Hemos visto que sucede con el gasto de energía a largo plazo. ¿Cuáles son algunos de los cambios hormonales que acompañan a la pérdida de peso? Para eso veamos este estudio:

Hormonal-Adaptations-to-Weight-Loss-1
Persistencia a largo plazo de las adaptaciones hormonales para la Pérdida de Peso N Engl J Med 2011; 365: 1597-1604 27 octubre de, 2011 Sumithran PEste estudio reclutó a 50 pacientes que recibieron batidos líquidos (51% de hidratos de carbono). Durante las primeras 10 semanas del experimento, que recibieron sólo 500 calorías por día. Esto produjo una pérdida de peso promedio de 13,5 kg. Hasta aquí todo bien.


A continuación, se les prescribió una dieta para mantener el peso en función de su gasto de energía medido. Los pacientes también fueron seguidos cada 2 meses y los animaban a hacer ejercicio durante 30 minutos por día. Se les dio consejo de comer carbohidratos con bajo índice glucémico y una dieta baja en grasas.

Aquí las cosas no fueron tan bien. A pesar de sus mejores intenciones, se recuperó casi la mitad del peso. En promedio, recuperaron 5,5 kg a partir semanas 10-62. 

Hormoal-Adaptations-2
Se realizo análisis hormonal a los participantes en la semana 0, 10 y 62 después de un ayuno y una comida estandarizada. ¿Cuáles fueron los resultados?
La primera hormona a mirar es la grelina - la llamada hormona del hambre. Esta hormona básicamente nos da hambre.

Los pacientes sentían mas hambre durante la fase inicial de pérdida de peso, pero incluso después de 62 semanas, hubo un aumento significativo de la hormona grelina. Qué significa eso? Esto significa que se sentían más hambre. El hambre nunca se va.


La siguiente hormona a analizar es el péptido YY. Se trata de una hormona que genera saciedad, y es segregada en respuesta a la proteína y a la grasa. En esencia, el Péptido YY nos hacen sentir completos, saciados. También se analizaron la amilina hormonal y la colecistoquinina, pero los resultados fueron similares, así que sólo he incluido en el gráfico al péptido YY.
 
Una vez más, sobre la fase inicial de pérdida de peso el péptido YY se redujo, pero incluso después de 62 semanas el péptido YY (así como la amilina y cholecystikinin) permanecieron significativamente bajos. ¿Qué significa eso? Esto significa que, en respuesta a una comida estándar, los sujetos se sintieron menos saciados. Esta sensación nunca los abandonó.


Hunger and Desire To Eat
Estos cambios hormonales ocurren casi inmediatamente y persisten casi indefinidamente. Los resultados sobre el hambre y el deseo de comer se pueden ver en el gráfico. Después de la pérdida de peso los sujetos sentían más hambre y más ganas de comer.

Ya sabemos que los pacientes que siguen una dieta tienden a sentir más hambre. Resulta que esto no es una especie de vudú psicológico. ¿Qué nos hace sentir más hambre? Se trata de las hormonas.
Las hormonas del hambre (grelina) estaban más altas y esto es lo que les causó más hambre. Las hormonas de la saciedad fueron más bajas (amilina, péptido YY, y la colecistocinina) y por lo tanto se sentían menos completos o saciados y tenían más ganas de comer.
Vamos a poner todo esto junto y pensemos desde el punto de vista del cuerpo. Recuerde que el cuerpo actúa como un termostato con un cierto Set Corporal Peso (PSC o Peso de Seteo Corporal BSW son sus siglas en ingles).
Supongamos que nuestro termostato es, por ejemplo, de 91 kg. Podemos restringir las calorías y el contenido de macronutrientes, pero dejan las mismas proporciones (por ejemplo, 50% de carbohidratos, 30% de grasa, 20 proteínas). Durante un tiempo vamos a perder peso - por ejemplo hasta 81 kg.
Sin embargo, debido a que el termostato sigue regulado para 91 kg, el cuerpo va a activar a su “malditostato” para volver hasta los 91 kg iniciales. Comenzará casi inmediatamente a intentar conseguir aumentar nuestra ingesta calórica (conducta ingestiva). Esto se hace mediante el aumento de la grelina y la supresión de la amilina, del péptido YY y de la cholecystikinin (hormonas de la saciedad). Esto tiene el efecto de producirnos hambre y de aumentar nuestro deseo de comer.
 Al mismo tiempo esta disminución en el peso dará lugar a una disminución en el gasto energético total. El cuerpo comenzará a "apagar" su metabolismo. Como hemos visto con los estudios de hambre - bajará la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca disminuye, la presión sanguínea baja, en un esfuerzo desesperado por conservar la energía.
Body-Weight-ThermostatTambién hay efectos psicológicos producidos por esta situación tales como pensamientos obsesivos sobre la comida e incapacidad para concentrarse.
El resultado final es la recuperación de peso perdido. Esto, por supuesto, es evidente para cualquiera que haya estado en una dieta alguna vez.
Como se puede ver, esto no tiene nada, nada, nada, nada que ver con la falta de fuerza de voluntad o de cualquier tipo o fracaso moral. Es simplemente un hecho de la vida hormonal. Nos sentimos con hambre, frío, cansados y deprimidos. Estos son todos los efectos físicos reales y medibles de la restricción calórica.
Así que aquí está el resultado final. Al centrarse únicamente en las calorías y en la restricción calórica (restricción calórica como estrategia primaria), ignoramos el hecho de que la pérdida de peso en este método resultará en el cuerpo en un intento desesperado por aumentar el peso hacia su peso original. Tenemos hambre y el cuerpo apaga su metabolismo para conservar calorías por lo que vamos a recuperar el peso. Es una garantía virtual.

Todos los estudios a largo plazo de las dietas (como el gran estudio WomanHealth Initiative) muestran la recuperación del peso perdido. Ni siquiera necesito convencerte de este hecho. Usted ya sabe en su corazón, que esto es verdad.

 
Cycle-of-UndereatingEsto, entonces, es el círculo vicioso de una alimentación deficiente. Empezamos por comer menos. Perdemos algo de peso. A continuación nuestro metabolismo se ralentiza y el hambre aumenta. Empezamos a recuperar algo de peso. Ahora redoblamos nuestros esfuerzos por comer menos todavía. Se pierde un poco más de peso, pero de nuevo aparecen la desaceleración del gasto de energía y el aumento del hambre. El peso empieza a ser recuperado. Este ciclo continúa hasta que es intolerable.
 
En ese punto, no podemos seguir mas la dieta y volvemos a nuestro peso original. Amigos, familiares, profesionales de la medicina ahora culparán a la víctima por pensar que es "nuestra culpa' que no podíamos perder el peso. De alguna manera, sentimos que somos un fracaso. Nos pasa a todos nosotros – incluso a los médicos. ¿Le suena familiar? Sí, eso es lo que pensé.


CraP-Not-True-1
Continuar en Calorias IX

No hay comentarios:

Publicar un comentario