domingo, 10 de julio de 2016

"26. Obesidad hormonal 11. La nueva ciencia de la "Diabesidad"

 26. TRADUCCIÓN DEL BLOG DEL DR JASON FUNG

La nueva ciencia de la “DIABESIDAD” 

Teoría hormonal de la obesidad XI

Por Jason Fung 
Traducción Daniel y Esteban
“Diabesidad” se llama así debido a la estrecha asociación entre la obesidad y la diabetes (tipo 2). La obesidad normalmente es lo primero que aparece y la diabetes tipo 2 viene después. Esto lleva a muchos a concluir que la obesidad causa la diabetes. En la superficie, esto parece razonable, ya que las dos a menudo coexisten. Lo que se hace más difícil, sin embargo, es cuando la gente trata de explicar por quéy cómo la obesidad causa diabetes.
Aquí las respuestas se vuelven mucho más vagas. Algunas hipótesis afirman que los adipocitos producen hormonas que de alguna manera, mágicamente, causan la diabetes. Algunos sugieren que los adipocitos producen una hormona llamada factor pigmentario derivado del epitelio que causa resistencia a la insulina. Pero: ¿por qué los adipocitos comenzarán a producir esta hormona?
Algunos investigadores creen que los adipocitos producen una hormona llamada resistina que hace que otras células se vuelvan resistentes a la insulina. Es un nombre inteligente, chicos. Pero: ¿por qué  producen esta hormona?
Otros, como los investigadores de la Universidad de Harvard, creen que la obesidad 'estresa' a las células como un grano rebelde en la escuela secundaria. Esto - por alguna razón hace que las células envíen una señal para que los receptores de insulina dejen de responder a la insulina. Esto provoca la resistencia a la insulina. ¿De Verdad? ¿Eso es lo mejor que puede decir?
La respuesta, sin embargo, es mucho más simple y tiene sus raíces en la teoría hormonal de la obesidad.
Hemos explorado previamente las pruebas que apoyan la teoría hormonal de la obesidad. La insulina es el principal motor de la obesidad. El cortisol también juega un papel, pero la insulina es el actor principal para la mayoría de la gente. La insulina también aumenta la resistencia a la insulina en un ciclo de auto refuerzo.
Dado que la diabetes tipo 2 es realmente otra palabra para designar a la resistencia a la insulina, podemos reordenar la teoría hormonal de la obesidad hormonal.
En virtud de esta construcción, tanto la obesidad como la diabetes son causadas por la misma cosa: los niveles altos de insulina. Eso explica por qué la diabetes y la obesidad están tan estrechamente asociadas. También explica por qué todos los esfuerzos para encontrar cómo la obesidad causa diabetes han fracasado. Esto se debe a que la obesidad no causa la diabetes tipo 2. Ambas a la vez son manifestaciones de la hiper-insulinemia. Resulta que todo el síndrome metabólico se relaciona con los niveles altos de insulina, pero vamos a explorar esto en un futuro.
La diabetes y la obesidad tienen una causa común: los niveles altos de insulina. Son esencialmente dos caras de la misma enfermedad de ahí el nombre: “DIABESIDAD”. También podemos ver que hay aquí un interesante problema del huevo y la gallina. La insulina conduce a la resistencia a la insulina que a su vez conduce a la resistencia a la insulina en un círculo vicioso. Entonces, ¿qué es lo primero?
¿El problema comenzó por la resistencia a la insulina debido a, por ejemplo, la genética? ¿O el problema inicial es la insulina alta? Ambos son posibles. La obesidad se manifiesta típicamente primero. Por lo tanto, podemos empezar a resolver el problema observando la evolución temporal de la obesidad, sobre todo juvenil.
En este artículo "Cambios tempranos en la secreción de insulina postprandial, no en la sensibilidad a la insulina, caracteriza a la obesidad juvenil" publicado en Diabetes 43: 696-702; 1994. Los autores observaron a 3 grupos de personas - no obesos, con obesidad reciente (<4,5 años) y obesos de largo plazo (> 4.5 años). Ellos fueron capaces de medir la secreción de insulina en respuesta a una comida estandarizada en cada grupo de personas.
Como se puede ver, los dos grupos de sujetos obesos tenían niveles más altos de secreción de insulina en comparación con los no obesos. La secreción anormalmente alta de insulina se desarrolla temprano en el curso de la obesidad y persiste más tarde.
¿Qué pasa con la resistencia a la insulina?
En cuanto a los gráficos que acompañan, se puede ver que la resistencia a la insulina (medida aquí por el máximo consumo de glucosa) se desarrolla con el tiempo. Con una duración más larga de la obesidad la resistencia a la insulina aumenta. La resistencia a la insulina ahora contribuye más y más a la insulina elevada en ayunas.
Esta es la respuesta a la pregunta del huevo y la gallina sobre la insulina y la resistencia a la insulina. La insulina es el problema primario, la persistencia de los altos niveles de insulina conducen a la resistencia a la insulina. Esta resistencia a la insulina a su vez conduce a niveles elevados de insulina.
La secuencia temporal de la obesidad juvenil se puede representar así (gráfico) donde se ve realmente como es nuestra comprensión de la teoría hormonal de la obesidad.
La semana pasada hubo un poco de emoción con el informe publicado en la revista Journal of the American Medical Association que muestra que las tasas de obesidad para el grupo de edad de 2-5 años se habían reducido en un 43%. La mayoría de los otros grupos de edad no vieron un cambio significativo en las tasas de obesidad. Dado que la obesidad infantil está muy ligada a la obesidad del adulto, esto es de hecho una muy buena noticia sobre obesidad infantil.
Algunos grupos, como los que hacen la equivocada campaña “Vamos a movernos” de Michelle Obama no perdieron tiempo en felicitarse por un trabajo bien hecho. Creen que su campaña de promoción de la actividad física ha desempeñado un papel clave en este éxito. Esto a pesar del hecho de que la mayoría de los estudios muestran que el ejercicio tiene poco o nada que ver con la pérdida de peso.
Si sus programas contra la obesidad fueron un éxito, ¿por qué sólo vemos los resultados en el grupo de edad más bajo (edad 2-5)? Yo no puedo pensar que la mayoría de niños de 2 años tienen que ser más activos. No recuerdo haber visto nunca a niños de 2 años en los gimnasios. La obesidad en adultos, sin embargo, no parece que haya cambiado mucho.
La respuesta, sin embargo, es mucho más sencilla. Se encuentra en los efectos dependientes del tiempo de la obesidad.
Las personas con obesidad a largo plazo tienden a tener más resistencia a la insulina y la obesidad, por tanto, será más difícil de tratar. La relativamente corta duración de la obesidad del grupo de 2-5 años de edad, significa que la obesidad es relativamente fácil de tratar.
Si nos fijamos en el gráfico en la línea de edulcorantes calóricos (verde), vemos que desde 1977 hasta 2000 ha habido un aumento constante en el consumo per cápita de edulcorantes. Esto fue en respuesta a las odiosas directricesdietéticas de 1977, que produjeron la pirámide alimenticia infame. El objetivo era comer menos grasa como porcentaje de las calorías y más hidratos de carbono. Así que los alimentos azucarados, siempre y cuando fueran bajos en grasas, se incrementaron. El año 1977 es también cuando comenzó la epidemia de obesidad.
El consumo de edulcorantes alcanzó su punto máximo en el año 2000 bajo el ataque de Atkins. A finales de la década de 1990 y a principios de 2000 la dieta de Atkins reinaba. Esto incluye a todos los aspirantes a imitadores de Atkins. Toda la atención que se prestaba al mensaje de una dieta baja en carbohidratos dio lugar a la ingesta de endulzantes más baja debido a la constatación de que el azúcar nos engordaba.
Por supuesto, usted podría simplemente haberle pedido consejo a su abuela. Ella le habría dicho que el primer paso para perder peso es dejar de comer dulces y alimentos con almidón. En lugar de ello, hemos escuchado a los políticos y a los médicos que nos dijeron que el azúcar no nos engordaba sino que era la grasa lo que nos hacía gordos. A pesar de que nos comimos menos y menos grasa hemos ganado más y más peso.
El beneficio clave del mensaje de Atkins fue que el consumo de azúcar comenzó a caer a partir del año 2000. La verdad innegable es que el exceso de azúcar es malo para usted. Muy, muy malo. La ingesta de azúcar cae en el año 2000 y después de un retraso de 5-10 años, también lo hace la obesidad en el grupo más fácil de tratar. Todo esto tiene perfecto sentido para mí.
Continuar Aqui: Obesidad Hormonal 12

1 comentario:

  1. te felicito .Es excelente el trabajo que estas haciendo ayudando a difundir informacion tan valiosa y esclarecedora. De verdad te lo agradezco

    ResponderEliminar