jueves, 28 de julio de 2016

41 Obesidad hormonal 26 El dilema de la carne roja

41. TRADUCCIÓN DEL BLOG DEL DR JASON FUNG

 

El dilema de la carne roja

Teoría hormonal de la obesidad XXVI


Por Jason Fung
Link Original: https://intensivedietarymanagement.com/red-meat-dilemma-hormonal-obesity-xxvi/

 Traduccion Daniel
 
Nuestro dilema aquí es que en realidad hay dos efectos opuestos de la carne y de otras proteínas animales. Uno de ellos es que elevan la insulina que tiende a causar aumento de peso, el otro es que retrasan el vaciado gástrico, aumentan la saciedad y tienden a causar pérdida de peso. ¿Cuál es el efecto más fuerte?

Uno de los más grandes estudios de asociación del pasado reciente ha venido del análisis de los datos mediante la combinación de tres estudios de cohortes muy grandes – Estudios de la Salud de las enfermeras I y II, así como del estudio de seguimiento de profesionales de la salud. Con estos datos combinados se hizo la comparación entre los alimentos específicos y el riesgo de obesidad. Si bien este no fue un ensayo aleatorio, todavía contiene grandes cantidades de datos útiles. "Cambios en la dieta y el estilo de vida y aumento de peso a largo plazo en mujeres y hombres", fue publicado en el New England Journal of Medicine en 2011.

Una de las cosas más importantes que los investigadores hicieron fue estudiar a los alimentos específicos. Las últimas décadas han visto el aumento de “Nutricionismo" mediante el cual los alimentos se redujeron a la clasificación en carbohidratos, proteínas y grasas, sin embargo, eso ni siquiera comienza a captar la complejidad de la ciencia de los alimentos. El aguacate, por ejemplo no es simplemente 88% de grasa, 16% de hidratos de carbono, y 5% de proteína con 4,9 gramos de fibra. Por este tipo de Nutricionismo es como aguacates quedaron clasificados como una "mala" comida durante años debido a su alto contenido de grasa sólo el día de hoy ha sido reclasificado como un súper alimento. (Herramienta en línea útil para este tipo de cosas inútiles aquí base de datos de alimentos). Lo que es fascinante es que hay cientos de nutrientes y de fitoquímicos en los alimentos que afectan a nuestro metabolismo que no son capturados por este tipo de análisis tan simplista.

Este es el tipo de cosas inútiles, por cierto, que entran en las etiquetas de alimentos, que explica por qué en realidad no hacen ninguna diferencia. Imagino que el Nutricionismo realmente se puso en marcha durante la locura de la dieta "baja en grasa" de la década de 1970, donde nos imaginamos que podríamos explicar los efectos de los alimentos sobre la base de los tres macronutrientes. En primer lugar, pensamos que todas las grasas son malas. A continuación, todos los carbohidratos eran malos. Había carbohidratos buenos y carbohidratos malos. Luego estaban las grasas buenas y las grasas malas. A continuación habrá buenas proteínas y proteínas, las de origen animal malas vs las vegetales buenas, por ejemplo. La verdad es que la comida se resiste a tal clasificación demasiado fácil. También hacemos este tipo de distinción artificial para los tipos de alimentos, con las frutas por ejemplo: la banana es mala y las bayas son una buena fruta. Esto se basa en una noción como el índice glucémico, o en la cantidad de grasa, o en la cantidad de azúcar.
Después de seguir a 120,877 hombres y mujeres durante 12 a 20 años, los investigadores calcularon la relación entre la ingesta de determinados alimentos y el aumento de peso. En general, el promedio de aumento de peso durante un período de 4 años fue de 1,5 kg - muy cerca de medio kilo por año. Si bien esto puede no parecer mucho, durante 40 años, por ejemplo a partir de los 20 años hasta los 60 años, esto dará lugar a 18,2 kg de exceso con la transformación de la persona promedio de 72 kg, en un paciente pre-diabético de 92 kg.

Es importante recordar que se trata de un estudio de asociación y que este tipo de investigaciones no pueden probar causalidad. Sin embargo, uno de los puntos fuertes de este estudio es ser capaz de mirar sus resultados a largo plazo - algo que los ensayos aleatorios tienden a no hacer. Debido a que el aumento de peso se acumula durante décadas, un ensayo a corto plazo de varios años no puede decirnos lo que necesitamos saber.

Sin embargo, todavía es interesante examinar estos datos. Es bastante fácil de entender por qué las patatas fritas pueden engordar. Son carbohidratos altamente procesados ​​que elevan la glucosa y la insulina de manera significativa. Por la misma razón, los dulces, los postres y los granos refinados están muy asociados con la obesidad. De hecho, sería difícil encontrar a alguien que defendería que las patatas fritas, postres y el pan blanco no engordan.

Pero también existe una fuerte asociación entre la carne procesada, carne sin procesar y la mantequilla y la obesidad. Ya que estos no son los hidratos de carbono se puede suponer que no engordan. Pero lo hacen. Una vez que uno se da cuenta de que la proteína también estimula a la insulina, comienza a tener un cierto sentido que estos alimentos también pueden conducir a la obesidad. Pero son las carnes y no tanto los lácteos los que conduce a la obesidad a pesar del hecho de que las proteínas lácteas estimulan la insulina en un grado mucho más alto. El problema aquí puede ser la cantidad de carne en comparación con los productos lácteos ingeridos como exploramos en el último post.

También hay alimentos que están asociados con un menor riesgo de obesidad, por ejemplo: frutos secos y verduras. Esto parece sencillo. Ambos son bajos en azúcares y muy altos en fibra. Ambos efectos tienden a disminuir la insulina y a proteger contra el aumento de peso. Sin embargo, los granos enteros y las frutas también tienen un efecto protector. Un shock para los entusiastas de Atkins, parece que el alto contenido de fibra en estos alimentos puede tener un efecto protector.

Entre las bebidas, las bebidas endulzadas con azúcar y el jugo de frutas se asocian con la obesidad. No es una sorpresa - ambos son muy altos en azúcar y muy bajos en fibra. La leche descremada puede tener una ligera asociación, pero la leche entera no. Cuanto mayor sea la grasa de leche este puede ser el agente protector aquí. Las bebidas dietéticas son protectoras, pero tengo mis dudas de si se trata de un verdadero efecto o si simplemente refleja el hecho de que se trata de personas que están tratando de perder peso.

Es mucho más fácil de entender el gráfico cuando se considera que todos los alimentos que tienden a causar aumento de peso tienden a elevar la insulina. Aquellos que tienden a proteger contra el aumento de peso tienden a contener los factores de protección - fibra, la fermentación (yogur), y grasa.

He aquí, pues, lo que puede ser la clave para el desenlace final de la de la dieta Atkins concebida originalmente como una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas que evolucionó hacia la dieta Atkins 2.0 en la década de 1990. Aunque todavía es baja en carbohidratos, debido a la manía del “bajo en grasa” resultó transformada en una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas. Los entusiastas de Atkins se apartaron de la comida real hacia las creaciones o inventos culinarios como los batidos de proteínas endulzadas con fructosa, batidos sustitutivos de comidas y las barras de proteína.

Las compañías farmacéuticas, como el vampiro de Matt Taibbi que persiguen todo lo que huele a dinero, estaban más que dispuestos a crear nuevos productos nutricionales para atender a esta nueva moda.
Boost. Ensure. Optifast. Slimfast: ¿has leído los ingredientes de estos sustitutos de las comidas? ¡Se horrorizarían! Proteína de la leche, fructosa, aceite de canola, aceite de soja y un multivitamínico. ¿Suena eso bien para usted? O comprobar los ingredientes de los Atkins Nutritionals : capa de chocolate, sabor a mantequilla de maní, glicerina, mezcla de proteínas, celulosa, etc.
Al no reconocer que no todos los carbohidratos engordan por sí mismos, sino que también se los encuentra en muchas frutas y verduras deliciosas y nutritivas. Esto hizo a la dieta difícil de tolerar y por supuesto, el cumplimiento resultó ser muy bajo. Esto no era una dieta que usted pudiera seguir para toda la vida, a pesar de lo que muchos afirmaron. La nueva revolución dietética del Dr. Atkins había terminado.
Continuar en Obesidad Hormonal 27

No hay comentarios:

Publicar un comentario