jueves, 24 de noviembre de 2016

Festividades y Ayuno


Festividades y ayuno, el ciclo de la vida (Ayuno parte XI)

Por Jason Fung 
Las fiestas son una parte importante de la vida, este es un hecho de vital importancia a reconocer. Es decir, cada celebración importante se caracteriza por la fiesta. Comer es una celebración de la vida. Cualquier dieta que no reconoce este hecho está condenada al fracaso. Comemos pastel en nuestro cumpleaños. Comemos en fiestas como el Día de Acción de Gracias. Celebramos la cena de Navidad. Preparamos banquetes de boda. Vamos a un buen restaurante en nuestro aniversario.
No celebramos con ensalada ningún cumpleaños. No preparamos barras de reemplazo de comida en una boda. No comemos los batidos "verdes" en el Día de Acción de Gracias. Tenemos que reconocer un hecho que hemos sabido todo el tiempo. El aumento de peso no es un fenómeno constante. Es intermitente. Con ese conocimiento, usted puede ver que una solución duradera para el aumento de peso es también intermitente. El aumento de peso varía a lo largo de la vida, y también durante todo el año.
Ciertos períodos de la vida se asocian con aumento de peso. Esto incluye la adolescencia, donde el aumento de peso es parte del desarrollo normal, o el embarazo, otra situación donde la insulina juega un papel dominante. El aumento de peso durante el embarazo es normal. Sin embargo, también aumenta el riesgo de obesidad más adelante en la vida - una demostración de la dependencia del tiempo de la insulina y la obesidad. Este período de aumento del efecto de la insulina (para ayudar al cuerpo a aumentar de peso) puede tener efectos duraderos.
La forma más sencilla de estudiar esta cuestión es comparar a las mujeres que han tenido hijos con las que no los han tenido. Existen múltiples problemas con este enfoque, ya que éste no es un grupo al azar, y aquellas que nunca han tenido hijos (nulíparos) pueden diferir de las que han tenido hijos. Por ejemplo, el estrés de tener hijos y la privación de sueño asociada puede tener un efecto. Sin embargo, un estudio aleatorizado está fuera de la cuestión, por lo que este es el mejor dato que obtendremos.
En este trabajo se utilizaron datos de seguimiento a los 10 años de la primera Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición (NHANES 1971-75). En general, el aumento de peso de las mujeres con hijos comparadas con las nulíparas (sin partos) fue de 1,6 kg después del ajuste. Con 1, 2 y 3 niños el aumento de peso fue de 1,7 kg, 1,7 kg y 2,2 kg respectivamente, por lo que muestra alguna evidencia de dosis-respuesta.
Eso no parece tan malo, ¿verdad? Pero el riesgo de ganar más de 13 kg se incrementó en ¡un 40-60%! El riesgo de sobrepeso se incrementó en un 60-110%. Por lo tanto, aunque el efecto general parece modesto, las consecuencias para la salud pueden no serlo. Parece haber algunas que están predispuestos a ganar grandes cantidades de peso con el parto y muchas que vuelven al peso pre-natal. Probablemente conoces algunos casos.
Esto está lejos de ser un hallazgo aislado. En 1994, el Journal of the American Medical Association publicó el estudio CARDIA que también mostró una ganancia de peso de 2-3 kg durante 5 años asociado con el embarazo. Esto sucedió tanto en negras como en blancas. La cintura y la relación de cadera también aumentaron - un indicador de ganancia de grasa visceral - el tipo más peligroso.
La menopausia también se asocia con un aumento significativo de peso. Las mujeres que se estudiaron durante sus años de menopausia promediaron 2,25 kg de ganancia de peso. Junto con esto, la presión arterial, el colesterol sérico y la insulina en ayunas tienden a aumentar. En los hombres, el peso tiende a aumentar en los años posteriores al matrimonio. Los hombres casados ​​tienden a ser más gordos que los solteros. Esto no parece ser cierto para las mujeres.
El punto principal es este: el aumento de peso no siempre es estable. También el aumento de peso es en gran medida un desequilibrio hormonal, no calórico. Los cambios hormonales del embarazo y de la menopausia ciertamente pueden precipitar grandes cambios de peso. Tratar de combatir un problema hormonal con armas basadas en las calorías es una propuesta perdedora.
Otros eventos de la vida a menudo causan o están asociados con el aumento de peso. El dejar de fumar es una causa importante de aumento de peso. En un documento del NEJM en 1991, se estimó que el peso ganado era un promedio de 2,8 kg en los hombres y de 3,8 kg en las mujeres. Sin embargo, algunas personas tienen mayores ganancias de peso > 13 kg - 9,8% en los hombres y 13,4% en las mujeres.
Incluso en un solo año el mayor aumento de peso ocurre en un corto período de tiempo. Echemos un vistazo más de cerca al dónde ocurre el aumento de peso en un estudio publicado en el New England Journal of Medicine en 2000 llamado: "Un estudio prospectivo de la ganancia de peso en vacaciones". El período de vacaciones desde Acción de Gracias de los Estados Unidos a Año Nuevo cubre aproximadamente 6 semanas. Los investigadores midieron repetidamente una muestra de 200 adultos de EE.UU. Para ver si el aumento de peso ocurrió de manera desproporcionada durante este tiempo.
La ganancia de peso promedio durante todo el año fue de 0,2-0,8 kg por año. Esto está cerca del promedio de medio a un Kg por año que se publica comúnmente en la prensa. En este estudio la ganancia de peso promedio durante todo el año fue de 0,62 kg.
Sin embargo, este aumento de peso no es igual durante todo el año. En las 6 semanas del período de vacaciones se obtuvieron aproximadamente 2/3 del peso de todo el año (0,37 kg). En las 46 semanas restantes del año sólo se gana 1/3 del peso. Hay un pequeño intento de bajar de peso en el período inmediato post-vacaciones, pero esto es claramente insuficiente para compensar la ganancia de peso de vacaciones.
Otro hallazgo interesante fue que los sujetos que ya tenían sobrepeso u obesidad tendían a ganar más peso durante el período de vacaciones. Esto probablemente no es noticia para la gente. La grasa crece. Aquellos que han luchado con el peso durante más tiempo tienen más problemas.
Este es otro ejemplo más de la dependencia del tiempo de la obesidad. Una de las principales deficiencias de la teoría calórica es la de pasar por alto este importante hecho de la vida.
Si el aumento de peso no es uniforme durante todo el año, entonces los esfuerzos de pérdida de peso también tienen que variar. Usted necesita una estrategia de aumentar la pérdida de peso a veces y de mantenimiento de peso en otros momentos. Una dieta constante no coincide con el ciclo de la vida. Fiestas y ayuno. Hay veces que usted debe comer mucho. Habrá otras veces que usted debe comer casi nada. Ese es el ciclo natural de la vida.
Si guardamos todo el banquete pero eliminamos todo el ayuno, entonces es bastante predecible cuál será el resultado: ¡aumento de peso! Las religiones han reconocido casi universalmente este hecho. Hay muchos períodos en los que se prescribe el festín - Navidad, por ejemplo. Hay otros períodos de tiempo en los que se prescribe el ayuno - Cuaresma, por ejemplo.
Las antiguas civilizaciones y religiones conocían este sencillo ritmo de vida. Cuando llegue la cosecha ustedes se deleitarán con un banquete, pero ayunarán a menudo durante el próximo invierno. Pero ahora, en nuestros modernos días de disponibilidad continua de alimentos, aunque las religiones han prescrito períodos de festín y ayuno, hemos conservado las fiestas pero tememos a los ayunos. Se han vuelto demonizados. Y hemos pagado un alto precio por ello.

La diabetes tipo 2 se ha convertido en una epidemia absoluta en todos los grupos de edad. Parece bastante obvio que este es un problema de equilibrio. Si se festeja, se debe ayunar. Si guardas todo el festín y pierdes todo el ayuno, engordas. Eso realmente no es tan difícil de entender, ¿verdad?

Pero, ¿qué sucede cuando pierdes todo el banquete? Bueno, entonces la vida se vuelve un poco menos especial. Si usted es el tipo en la boda que no va a beber, que no va a comer el pastel, que no va a comer la comida completa, que no va a comer los aperitivos - hay un nombre para ello: “el aguafiestas”.

Tal vez usted puede mantener esa conducta durante 6 meses, o 12 meses. ¿Pero para siempre? Ni siquiera las religiones más extremas lo hicieron. Eso es bastante difícil de hacer. La vida está llena de altibajos. Celebre los
ups porque los downs están a la vuelta de la esquina. Pero usted debe equilibrar los períodos de comer mucho con los períodos de comer muy poco. Todo es cuestión de equilibrio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario