jueves, 22 de diciembre de 2016

Comprendiendo la “Diabetes In Situ” de Joseph Kraft

Comprendiendo la “Diabetes In Situ” de Joseph Kraft


Joseph Kraft es un médico que realizó más de 14.000 pruebas de tolerancia oral a la glucosa en su vida. Esta es una prueba estándar para medir la respuesta de glucosa en sangre a una cantidad estandarizada de glucosa durante 2 horas. La diferencia es que el Dr. Kraft la midió durante más de 5 horas e incluyó los niveles de insulina en la sangre. Un resumen de su trabajo está aquí y el Profesor Grant también lo revisa muy bien aquí. Ivor Cummins, The Fat Emperor, también lo ha revisado muy bien aquí.
Lo que el Dr. Kraft había descubierto es que usted puede hacer el diagnóstico de la diabetes tipo 2 mucho más temprano que con la prueba estándar de tolerancia a la glucosa midiendo la insulina. La prueba de tolerancia oral a la glucosa propiamente dicha tiene por objeto diagnosticar la DBT2 antes de que se eleve la glucosa en sangre midiendo la respuesta de la glucemia a una carga de 75 g de glucosa ingerida por vía oral.

Sin embargo, las personas con pruebas de tolerancia a glucosa normal pueden tener una respuesta anormal a la insulina. Aquellas personas que responden con secreción excesiva de insulina a la carga de 75 g de glucosa oral están en un riesgo muy alto de desarrollar eventualmente diabetes 2 también. Por lo tanto, la respuesta a la insulina es aún más temprana lo que significa que puede diagnosticar la denominada "diabetes in situ" que significa diabetes incipiente.
Pensemos en esto por un segundo. Esto tiene mucho sentido. Si simplemente se espera hasta que se eleve la glucosa en la sangre (glucemia), entonces ya se tiene DBT2, no hay duda. Pero si usted tiene azúcar en la sangre normal, entonces usted todavía puede estar en riesgo de presentar diabetes (pre-diabetes). Por lo tanto, le damos una gran carga de glucosa para ver si el cuerpo es capaz de manejarla. Si esto es negativo también, esto todavía no significa que todo es normal.
Si el cuerpo responde con una secreción muy alta de insulina, esto forzará a la glucosa en la sangre a ingresar a la célula y mantendrá la glucosa en la sangre “normal”. Pero esto no es normal. Es como el atleta entrenado que puede correr fácilmente 10K en 1 hora y el atleta inexperto que debe utilizar todos sus esfuerzos para hacerlo. Aquellas personas que necesitan producir cantidades prodigiosas de insulina para obligar a la glucosa a volver a la normalidad en la sangre están en alto riesgo. Esto tiene un sentido fisiológico perfecto. Pero hay una implicación mucho más profunda todavía:

LA HIPERINSULINEMIA PRECEDE A LA HIPERGLUCEMIA

Esto es muy importante. Consideremos nuestros dos paradigmas diferentes de resistencia a la insulina: el modelo del "hambre interna" y el modelo del "desbordamiento (o sobrecarga)". En el modelo estándar de "inanición interna", algo desconocido (inflamación, estrés oxidativo, etc.) causan la resistencia a la insulina lo que bloquea la entrada de glucosa a la célula. Se parece a esto.

Resistencia a la insulina -> hiperglucemia -> hiperinsulinemia

Esto es completamente incorrecto porque este modelo supone que la hiperglucemia PRECEDE a la hiperinsulinemia, algo que Kraft demostró que es falso. De acuerdo con esta teoría, todavía tenemos que encontrar el misterioso elemento que causa la resistencia a la insulina. Hay quienes, por ejemplo, afirman que la grasa en la dieta causa esa resistencia al a insulina, otros dicen que son: el aceite vegetal, la inflamación, el estrés oxidativo, los genes, etc. Pero simplemente no es correcto porque la insulina alta viene primero. Por lo tanto, la glucemia elevada, no puede causar la insulina alta.





Pero de acuerdo con el modelo de "desbordamiento", las cosas se ven así.

Demasiado azúcar -> hiperinsulinemia -> hígado graso y Resistencia a Insulina -> hiperglucemia

La implicación clínica del trabajo pionero de Kraft es esta: El paradigma de la inanición interna es completamente inapropiado. Si pensamos que la DBT2 es el resultado de la inanición interna de la célula, ¿esperamos que la inanición interna se manifiesta en concordancia con ese hecho? (cintura grande, obesidad, hígado graso) ¿Qué parte de eso se parece a la inanición interna de las células? Esto significa que la insulina elevada causa la glucosa alta en la sangre (síntoma de la enfermedad). Por lo tanto, el tratamiento adecuado de la DBT2 es disminuir la insulina. ¿Cómo? Las drogas no hacen esto, en general. Se requiere de cambios en la dieta: baja en carbohidratos y ayuno intermitente.

¿Esto es "hambre interna"?

El paradigma de desbordamiento (sobrecarga celular de glucosa)
Imagine un vagón del metro a la hora pico. Cada tren se detiene en una estación y al recibir la señal abre sus puertas. Algunos pasajeros salen, pero la mayoría entra en el tren en su camino hacia o desde el trabajo. Todos los pasajeros entran en el tren sin problemas y la plataforma está vacía cuando sale el tren.

Una célula funciona de un modo análogo. Cuando la insulina da la señal apropiada, las puertas se abren y la glucosa entra en la célula de una manera ordenada sin mucha dificultad. La célula es como el vagón de metro y los pasajeros son como las moléculas de glucosa.

Cuando la célula es resistente a la insulina, la insulina da la señal a la célula para que abra las puertas pero no ingresa glucosa. La glucosa se acumula en la sangre, incapaz de entrar dentro de la célula. En la analogía del tren, el tren entra en la estación, recibe la señal para abrir las puertas, pero ningún pasajero entra en el tren. A medida que el tren se retira, muchos pasajeros se quedan en la plataforma, incapaz de entrar en el tren.
¿Por qué pasó esto? Hay varias posibilidades. Bajo el paradigma de la "cerradura y llave", la interacción de la insulina con su receptor no abre completamente la puerta (falla la señal).
En la analogía del tren, ¿qué puedes hacer para meter más gente en el tren? Una solución sería simplemente contratar "empujadores de metro" para meter a la gente en los trenes a la fuerza. Esto fue implementado en la ciudad de Nueva York en la década de 1920. Si bien estas prácticas se extinguieron en Norteamérica, todavía existen en Japón, donde se llaman "personal de acomodación de pasajeros".

La insulina es el "empujador del metro" del cuerpo humano, empujando la glucosa para que ingrese a la célula sin importar las consecuencias. Como la glucosa se queda fuera de la célula, en la sangre, el cuerpo produce más insulina para el refuerzo de esa acción. Esta insulina extra ayuda a empujar más glucosa en la célula, pero se hace cada vez más difícil poner más y más glucosa dentro. En este caso, la resistencia a la insulina causa hiperinsulinemia compensatoria. Pero, ¿cuál fue la causa inicial? ¡La hiperinsulinemia! Es un círculo vicioso. La hiperinsulinemia conduce a la resistencia a la insulina, que a su vez conduce de nuevo a más hiperinsulinemia.
Pensemos en la célula hepática. Al nacer el hígado está vacío de glucosa. Cuando comemos, la glucosa entra en la célula hepática. Cuando no comemos, o ayunamos, la glucosa sale. Con niveles persistentemente altos de insulina, la glucosa entra en la célula hepática. Durante décadas, la glucosa llena lentamente la célula hasta que ahora está desbordante como el vagón del metro congestionado. Cuando la puerta se abre para que la glucosa entre, no puede hacerlo. La célula es ahora resistente a la insulina. La hiperinsulinemia crea la resistencia a la insulina.
Para compensar, los niveles de insulina aumentan y como los empujadores japoneses del metro, intenta empujar más glucosa en la célula por la fuerza. La resistencia a la insulina crea hiperinsulinemia, la misma cosa que la creó. Esto funciona, pero sólo por un corto tiempo, porque finalmente no hay más espacio para la glucosa. El círculo vicioso va y viene, empeorando con cada iteración.
La célula no está en un estado de "hambre interna", sino más bien, está llena (repleta) de glucosa. Al derramarse de la célula, los niveles de glucosa en la sangre aumentan (glucemia). La acción de la insulina sobre la glucosa se está resistiendo. Pero, ¿qué sucede con el otro trabajo importante de la insulina para aumentar la producción de nueva grasa o lipogénesis de novo? Si la célula es realmente resistente a la insulina, la lipogénesis debe disminuir.
Pero la célula está LLENA de glucosa, NO VACÍA, por lo que no hay reducción de la lipogénesis de novo. En su lugar, la célula está produciendo la mayor cantidad de grasa nueva posible para aliviar la congestión interna. La acción de la insulina para aumentar la lipogénesis no tiene “resistencia”, sino que se refuerza. Este paradigma explica perfectamente la paradoja central.
Por un lado, la célula es resistente al efecto de la insulina sobre la glucosa. Por otro lado, el efecto de la insulina sobre la lipogénsis se potencia. Esto ocurre en la célula hepática, con el mismo nivel de insulina y los mismos receptores de insulina. La paradoja ha sido resuelta por la comprensión de este nuevo paradigma de la resistencia a la insulina. La célula NO está en un estado de "hambre interna", sino más bien de una "sobrecarga de glucosa".
Como el hígado incrementa la lipogénesis para hacer frente a su congestión interna, se crea más grasa nueva (de novo) que se puede exportar. La grasa se acumula en el hígado, un órgano no diseñado para el almacenamiento de grasa. Esta enfermedad del hígado graso está íntimamente relacionada con el problema de desbordamiento de la resistencia a la insulina.
Comprender este nuevo paradigma es crítico. De acuerdo con el viejo paradigma de la "cerradura y la llave", el tratamiento de la diabetes 2 implicaba contratar más empujadores de metro para empujar aún más pasajeros al tren atestado. Esto es análogo a dar más insulina a los pacientes, aunque ya sabemos que la insulina está demasiado alta.

Si entendemos el paradigma del "desbordamiento", vemos que el tratamiento lógico de la diabetes tipo 2 es vaciar el tren. ¿Cómo? Dietas bajas en carbohidratos y ayuno intermitente. En otras palabras, la diabetes tipo 2 es esencialmente una enfermedad de exceso de azúcar en el cuerpo. Los únicos tratamientos lógicos, por lo tanto, son:
1.      Dejar de poner azúcar (dietas bajas en carbohidratos)
2.      Quemar el azúcar (ayuno intermitente).

Eso es todo lo que necesita saber para revertir la diabetes tipo 2.

3 comentarios:

  1. Gran labor la vuestra. Gracias por acercar a más gente tan valioso conocimiento.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por publicar ésto. Sin sen médico, se entiende bajo la lógica simple.

    ResponderEliminar
  3. La teoria de los empujadores de subte, me parece grafica, pero buscando evidencia atras hay muy poca. Un estudio de Cell habla de la acumulacion intracelular de un metabolito de la glucosa que impide determinadas reacciones, esto seria lo mas parecido. pero otro estudio en ratas de Nature, explica esta paradoja por la accion de FOX1 y mTOR independiente de insulina, es decir se podria tener resistencia a insulina para el ingreso de glucosa a la celula, y aumentar la DNL por otra via independiente de glucosa...(citas a disposicion)...tema complejo...

    ResponderEliminar