jueves, 9 de febrero de 2017

El Antiguo Secreto de la pérdida de peso. Ayuno parte VIII


El Antiguo Secreto de la pérdida de peso. Ayuno parte VIII
Por Jason Fung 
Realmente no hay límite superior para los regímenes de ayuno. Una vez más voy a añadir una nota de advertencia: si usted está tomando medicamentos o especialmente si usted tiene diabetes es necesario consultar con su médico antes de comenzar. Los azúcares en la sangre se reducen con frecuencia con regímenes de ayuno, pero si usted está tomando medicamentos pueden bajar demasiado. Esta es una condición potencialmente fatal llamada hipoglucemia. A menudo se manifiesta como temblores, sudoración y a veces convulsiones. Los medicamentos a menudo tienen que ser ajustados incluido los medicamentos para la presión arterial.
Además, si no se siente bien en cualquier momento durante el ayuno, debe detenerlo. Es posible que sienta hambre, pero no debe sentirse débil o mal o con náuseas. Esto no es normal y que no debe tratar de "seguir adelante". No estoy recomendando específicamente algún régimen de ayuno, sólo se trata de documentar diferentes regímenes de ayuno en uso.
El récord mundial de ayuno es de 382 días. Lo realizó un hombre de 27 años en Escocia que ayunó con el fin de bajar de peso. Pesaba 226 kg en el inicio del período de ayuno. Durante este tiempo sólo tomó una multivitamina y algo llamado 'Paladac' que era vitamina C y levadura.
Podía beber la mayor cantidad de líquidos no calóricos que quisiera. Después de todo, sólo se sobrevive menos de 3 días sin líquidos debido a una deshidratación significativa. En diversos períodos, sí recibió algunos suplementos de potasio y sodio, y fue controlado por un médico durante todo el período de ayuno para ver si había cualquier efecto perjudicial sobre su salud.
El estreñimiento es uno de los principales problemas que vemos con el ayuno. La razón parece bastante simple. Hay muy poco en el intestino, por lo que poco sale por el otro extremo. Este es un problema al que nos enfrentamos habitualmente en nuestra clínica. Con este récord mundial este paciente tenía los movimientos de intestino más o menos cada 37-48 días. Lo importante a destacar es que se trata de un fenómeno normal y no de uno anormal. Usted no necesita tener un movimiento de intestino diario para sentirse bien. Sin embargo, menos de una vez al mes parece un poco extremo.
Su peso se redujo de 220 a 90 kg. Incluso 5 años después, se mantuvo en 96 kg. Una de las preocupaciones más persistentes sobre el ayuno es el efecto sobre los electrolitos. Se puede ver en el gráfico adjunto que los azúcares de la sangre bajan pero se mantienen en el límite inferior de la normalidad. No hubo episodios de hipoglucemia. Esto es, por supuesto, de esperar, ya que el cuerpo comenzará el proceso de gluconeogénesis (formar nueva glucosa) con el fin de suministrarla al cerebro y a otros órganos que necesitan glucosa (médula renal y las células rojas de la sangre). Incluso el cerebro está en su mayoría utilizando cetonas en este punto. Como se indicó anteriormente el músculo no se consume para proporcionar glucosa (gluconeogénesis). En cambio, la cadena principal del glicerol de los triglicéridos (grasa) se recicla en glucosa mientras que las tres cadenas de ácidos grasos se utilizan para el combustible por la mayor parte del cuerpo.
Los niveles de calcio y fósforo en la sangre varían durante la duración de ayuno pero generalmente se mantienen dentro de los límites normales y prácticamente sin cambios hacia el fin del ayuno. Lo mismo ocurre con la urea y la creatinina plasmática que son medidas de la función renal ampliamente utilizadas. El sodio, potasio, cloruro y bicarbonato permanecieron todos sin cambios y en el rango normal. En este estudio, el ácido úrico se mantiene estable a pesar de que otros estudios han demostrado algunos aumentos de esa sustancia.
La concentración de magnesio disminuyó en este estudio. Esto es consistente con lo que vemos en nuestra clínica también. Parece ser especialmente frecuente en los diabéticos. Es importante darse cuenta de que el 99% de magnesio del cuerpo es intracelular y no se mide por los niveles en sangre. En este estudio los investigadores midieron el contenido de magnesio dentro de las células y los eritrocitos los niveles de Mg se mantuvieron firmemente en el rango normal. Sin embargo, a menudo complementan con el magnesio para estar en el lado seguro.
La tasa de pérdida de peso fue de 0,32 kg por día de media sobre la totalidad de los 382 días. Otros estudios de ayuno de más de 200 días habían mostrado tasas similares de pérdida de peso durante períodos de 210, 236, 249 y 256 días. Este promedio es en realidad bastante interesante.
Suponemos que medio kg de grasa equivale a 3500 calorías. Este es un valor ampliamente citado pero no especialmente preciso. Si asumimos que uno come 2000 calorías por día, entonces esperaríamos 2000/3500 = 0,255 kg de pérdida de peso por día, lo cual está bastante cerca de ese número en realidad. Por lo tanto para un paciente con 45 kg de grasa que perder, se podría esperar que se necesitarían aproximadamente 200 días para perderlo todo. ¡200 días! Por lo general no suscribo la teoría de las calorías por la razón de los resultados de la reducción calórica en la reducción del gasto calórico. En otras palabras, la disminución de las calorías que ingresan disminuye las calorías que salen lo que resulta en una meseta de pérdida de peso.
Sin embargo en el caso del ayuno prolongado la teoría calórica sí que se comporta como había prometido, lo que resulta en una pérdida de peso muy similar a la predicha si el gasto calórico se mantiene estable. En otras palabras - el metabolismo NO disminuye en ayunas. Por el contrario, una reducción calórica prolongada sí ha demostrado disminuir el metabolismo.

El antiguo secreto
A veces llamo al ayuno intermitente el "Antiguo Secreto" de la pérdida de peso. Se trata de una antigua técnica de pérdida de peso que data en la época de los antiguos griegos. Por lo tanto, si usted quiere hablar acerca de las prácticas probadas con el tiempo, no hay nada como el ayuno. Considere la posibilidad de que las dietas Lowcarb tal como la creada por William Banting también tienen una larga historia, pero sólo data de mediados de la década de 1800. La obesidad fue bastante rara en la época de Jesucristo, por lo que se utilizó el ayuno como un método para conservar una buena salud y mejorar la claridad mental.
Pero ¿por qué es el ayuno un "secreto"? Bueno, porque las autoridades nutricionales han pasado los últimos 30 años convenciéndonos de que tenemos que comer más para perder peso. Todos hemos oído estas mentiras. Siempre hay que tomar el desayuno antes del primer minuto de salir de la cama. Debemos comer bocadillos constantemente, durante todo el día o de lo contrario vamos a morir de hambre. Usted debe comer 6-7 comidas al día o de lo contrario va a ser consumido por el hambre. Usted debe comer una merienda antes de acostarse o de lo contrario tendrá hambre durante el sueño. Usted nunca debe saltearse una comida, de lo contrario estará consumido por el hambre.
Si se olvida de una sola comida, que va a desarrollar trastornos de la alimentación como la anorexia. Este último debe ser uno de los mitos más idiotas por ahí. El ayuno no es precisamente divertido. Es un infierno de un largo camino de la obesidad mórbida a la anorexia. Por otra parte, la anorexia es un trastorno psicológico de la imagen corporal. El ayuno no conduce a la anorexia... no más que lavarse las manos lleva a trastorno obsesivo compulsivo. Pero estas mentiras persisten. Sin embargo, puede estar seguro de que hay estudios que demuestran que el ayuno intermitente no conduce a trastornos de la alimentación.
Lamentablemente, el público en general ha comprado todas estas mentiras. Se puede ver que a partir de 1977 la gran mayoría de la gente come 3 veces al día. Para el año 2003 la mayoría de las personas estaban comiendo 5-6 veces por día. Este consejo para la pérdida de peso fue tan útil como una tercera fosa nasal.
Gran parte de este aumento de las oportunidades de comer es probable que haya sido financiado por Big Food. Ellos quieren vendernos más alimentos. Es más fácil vender más comida si la gente está comiendo más frecuencia. Por lo tanto, con el fin de hacer eso, tenían que asegurarse de que nunca se olvide una sola comida. Así que aquí está el resultado final.
¿Puedes ayunar? Sí - literalmente millones de personas en todo el mundo durante miles de años lo han hecho.
¿Pero...no es que no es saludable? No. De hecho, tiene enormes beneficios para la salud que ni siquiera hemos tocado todavía.
¿Voy a perder peso? Aquí está la cosa loca. Las personas se han convencido de que el ayuno les hará aumentar de peso. OK, Einstein - si usted no come nada durante 2 semanas, ¿cree que va a perder peso? ¡Por supuesto!
¿Es difícil? Realmente no. Millones de personas lo hacen. Pero no es precisamente divertido, tampoco.
Así que el ayuno es eficaz, simple (una regla principal - no comer), flexible (un montón de diferentes regímenes), práctico (ahorra tiempo y dinero), y virtualmente garantiza que funcione. Entonces, ¿por qué la gente no lo soporta? Porque nadie hace dinero cuando ayunas. Sólo cuando compras cosas locas como batidos sustitutivos de comidas. Nadie quiere que usted averigue el Antiguo Secreto de la pérdida de peso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario