viernes, 24 de marzo de 2017

Inflamacion y diabetes tipo 2


Inflamación y diabetes tipo 2
Por Jason Fung

Me gustaría discutir las relaciones entre la diabetes tipo 2 y la inflamación. Normalmente trato de seguir los temas de forma secuencial, pero estaba revisando un artículo sobre la diabetes tipo 2 y la inflamación y pensé que era bastante interesante. Los resultados de un ensayo amplio (TECOS) se publicaron en junio de 2015 e ilustran una vez más la inutilidad de orientarse hacia el azúcar en sangre (glucemia) en el tratamiento de la DM2. Esto me hizo pensar en la T2D de nuevo. Así que disculpas, pero vamos a comenzar esta serie en el medio de la historia.
En esencia creo que el tratamiento actual de la diabetes tipo 2 (T2D) es totalmente incorrecto. Creo que simplemente estamos tratando el síntoma más que la enfermedad. Déjame explicarlo. En la diabetes tipo 1 hay una destrucción de las células productoras de insulina del páncreas por razones que todavía son ampliamente desconocidas. Esta falta de insulina resulta en altos niveles de glucosa en la sangre que causan varios síntomas. Sin tratamiento esta es una enfermedad fatal.
La grave falta de insulina causa pérdida de peso severa. Ninguna cantidad de ingesta calórica será capaz de estimular a la insulina y el peso cae rápida y fatalmente. La insulina invierte esta enfermedad. Esto tiene sentido. La enfermedad es la falta de insulina. El tratamiento es el reemplazo de la insulina.
Sin embargo la DM2 es una enfermedad completamente diferente. Cuando los investigadores midieron por primera vez los niveles de insulina en la DM2 también esperaban niveles muy bajos, pero en su lugar eran muy altos. La enfermedad es en realidad una enfermedad de mucha resistencia a la insulina (IR). Es decir: hay un montón de insulina pero la insulina realmente no funciona muy bien. Esto a menudo se ha comparado con una llave. En la diabetes tipo 1 no hay llaves (insulina) disponibles para abrir la cerradura (receptor de insulina). Por lo tanto, el tratamiento lógico es dar insulina (llave).
Sin embargo, en la diabetes tipo 2 la llave (insulina) la llave no encaja realmente bien en la cerradura (receptor). El cuerpo responde haciendo más llaves pero el problema subyacente no es la llave sino el hecho de que la cerradura está dañada. En esta situación tendría sentido reparar la cerradura puesto que ése es el problema. Sin embargo, nuestro enfoque actual para el tratamiento de la DM2, respaldado por todas las principales asociaciones de diabetes del mundo, es dar más insulina. Por lo tanto, como la llave no encaja muy bien ¡Entonces vamos a hacer más llaves! ¿No tendría más sentido arreglar la cerradura?
Pero, qué es lo que hacemos. Cuando alguien tiene altos niveles de azúcar en la sangre debido a la resistencia a la insulina le damos más insulina en lugar de intentar arreglar la resistencia a la insulina. El nivel alto de azúcar en la sangre es el síntoma de la enfermedad (resistencia a la insulina). En vez de arreglar la enfermedad, arreglamos el síntoma (alto azúcar de sangre). Sin embargo, de alguna manera, nos sorprende cuando corregir el síntoma no proporciona ningún beneficio duradero.
Durante años se asumió que ese control estrecho de la glucemia elevada reduciría las complicaciones de la DT2. Sin embargo, alrededor de 2008, fueron publicados cuatro ensayos principales (ACCORD, ADVANCE, VADT y ORIGIN). Todos fueron ensayos enormemente costosos diseñados para aplicar el patrón oro (ensayos controlados aleatorios doble ciego) a la cuestión de si la reducción de los azúcares en la sangre reduciría las enfermedades cardiovasculares. Después de todo la mayoría de los diabéticos mueren de enfermedad CV y,​​por lo tanto, cualquier estrategia que reduce la enfermedad CV sería muy importante.
Vamos a revisar estos ensayos con más detalle más adelante, pero la conclusión es que la reducción de azúcar en la sangre no reduce la enfermedad CV ni la muerte. Este fue un gran problema. Todos los tratamientos actuales de la DT2 se basan en el supuesto subyacente de que el control estricto de la glucosa es beneficioso. Pero todas estas pruebas estaban de acuerdo: no había ningún beneficio.
Mirando hacia atrás parece bastante obvio. La enfermedad es la resistencia a la insulina. Sin embargo nuestro tratamiento es bajar el azúcar en la sangre e ignorar la resistencia a la insulina. Dado que en realidad no estamos tratando la enfermedad, sino tratando sus síntomas, parece obvio por qué estas terapias no funcionaron.
Por ejemplo, suponga que tiene una infección causada por una bacteria (causa de la enfermedad). Esta infección causa fiebre (síntoma). Con el fin de curar la enfermedad, se utilizan antibióticos para matar a las bacterias. Si, en cambio, trata el síntoma de fiebre con paracetamol, entonces no hay beneficio. En T2D, la situación es la misma. La enfermedad (resistencia a la insulina) no se trata mientras que nos centramos en el síntoma (azúcar en la sangre). Los niveles altos de azúcar en la sangre fueron causados ​​por el IR.
Así que aquí la situación. Los médicos estaban usando tratamientos que ahora se demostró que eran ineficaces. Podríamos cambiar nuestros tratamientos o simplemente ignorar los estudios (los cuatro). Esta es la disonancia cognitiva en su mejor momento. Sin embargo, en lugar de aprender nuestras duras (y costosas) lecciones y tratar de centrarnos en el tratamiento de la resistencia a la insulina, los profesionales médicos prefirieron ignorar los estudios. Había simplemente demasiado dinero y demasiadas carreras académicas construidas sobre el tratamiento de los azúcares en sangre.
Entonces, ¿por qué el tratamiento del azúcar en sangre (glucemia) es tan ineficaz para la enfermedad cardiovascular (aterosclerosis)?
La inflamación es un componente clave de gran parte del daño causado a nuestros cuerpos durante el proceso de aterosclerosis. Durante mucho tiempo se ha reconocido que el proceso de estrechamiento y endurecimiento de las arterias (llamada arteriosclerosis o aterosclerosis) no es tan simple como el colesterol en la sangre obstruyendo la arteria como lodo en una tubería. Incluso hace 25 años, cuando fui a la escuela de medicina, ya era bien sabido que la inflamación jugaba un papel clave. La aterosclerosis es un proceso que se inicia y se propaga como una respuesta a una lesión. La inflamación es parte de lo que causa esa lesión.
A medida que el vaso sanguíneo se lesiona, especialmente donde se ramifican, se desencadena una cascada de eventos. Las células del músculo liso proliferan y se mueven hacia la placa (área estrechada). Las células blancas en la sangre se adhieren al revestimiento (endotelio) y se mueven hacia la placa y proliferan. Los mediadores inflamatorios múltiples (IL-1, citoquinas, factores de crecimiento, etc.) están implicados en todas las etapas.
Por lo tanto, la inflamación juega un papel clave en la aterosclerosis y todas sus enfermedades relacionadas (ataque al corazón –infarto-, accidente cerebrovascular) y la reducción de la inflamación es buena. Para que un tratamiento proporcione beneficios para la salud sería importante reducir la inflamación. ¿Reduce la inflamación reducir el azúcar en la sangre?
Esto nos lleva al ensayo LANCET, publicado en 2009 en el Journal of the American Medical Association. En este ensayo los investigadores estudiaron los marcadores inflamatorios hsCRP (proteína C-Reactiva de alta sensibilidad), IL-6 (Interleuquina 6) y sTNFr2 (receptor de factor de necrosis de tumoral soluble 2). Estos son todos los marcadores que predicen ataques cardíacos incidentes y accidentes cerebrovasculares. Por lo tanto, si bajar los azúcares en la sangre iba a ser beneficioso, entonces usted podría esperar que tendría que reducir la inflamación para hacerlo.
El punto final de este estudio era ver si la insulina o la metformina reducirían la inflamación. Se trató de un estudio controlado aleatorio de cuatro grupos - placebo, metformina, insulina o ambos, con un total de 500 pacientes. Ciertamente esos fármacos fueron capaces de bajar los niveles de azúcar en la sangre. Eso era de esperar ya era para lo que fueron diseñados. Sin embargo, ¿disminuir el azúcar en la sangre trae como resultado de una menor inflamación? Sí, aunque no tanto.
Los marcadores inflamatorios quedaron esencialmente sin cambios a pesar del mejor control del azúcar. La excepción fue el tratamiento con insulina solo que tendió a aumentar la hsCRP e IL-6. Sí, eso es malo.
Queremos bajar la inflamación, no incrementarla. La insulina hace las cosas peor, no mejor. Eso es lo que discutimos en un post anterior: lainsulina causa resistencia a la insulina. Por lo tanto se espera que el tratamiento con insulina mejore los azúcares en la sangre (síntoma), pero empeore la diabetes.
Así que ahora podemos entender un poco mejor los resultados de los ensayos ACCORD, ADVANCE, VADT y ORIGIN. Todos estos ensayos fueron dirigidos a tratar síntomas y no enfermedades. Trataron el nivel alto de azúcar en la sangre pero no la resistencia a la insulina subyacente.
Dado que la aterosclerosis es una enfermedad inflamatoria cualquier tratamiento que puede ser potencialmente eficaz debe de alguna manera también reducir la inflamación. Sin embargo, ni la insulina ni la metformina son capaces de disminuir la inflamación. No pueden combatir el fuego, por así decirlo (la inflamación a veces se llama 'el fuego interior'). Por lo tanto, ni la insulina ni la metformina fueron capaces de reducir la incidencia de enfermedad cardíaca o de accidente cerebrovascular. Del mismo modo estos tratamientos no fueron capaces de afectar a la cascada inflamatoria subyacente que es tan perjudicial para el cuerpo humano. En resumen - estos tratamientos son prácticamente inútiles. Es como tratar una infección que amenaza la vida con Paracetamol. Desafortunadamente, el 99% del tratamiento de la diabetes tipo 2 está dirigido actualmente a reducir el azúcar en la sangre (glucemia), incluyendo todas las principales pautas actuales de diabetes aunque esta estrategia ha demostrado ser inútil una y otra y otra y otra vez.
¿Por qué? Bueno, nadie gana dinero cuando te mejoras, ¿verdad?

1 comentario:

  1. http://lameteoqueviene.blogspot.com.es/2017/03/si-los-carbohidratos-engordan-por-que.html?m=1

    ResponderEliminar