sábado, 29 de julio de 2017

La corrupción de la medicina académica


La corrupción de la medicina académica
Por Jason Fung 
Muchos médicos están genuinamente desconcertados porque, gran parte del público en general no confía en lo que dicen. Por ejemplo, está la historia de GOOP; Gwenyth Paltrow vende un montón de productos de bienestar científicamente dudosos en su sitio web, y hay "desenmascarar" sus teorías. Pero, al final, GOOP sigue vendiendo millones de dólares de productos. El público decide con su dinero, y elige a Gwenyth sobre los doctores. ¿Por qué?
Luego, está la controversia anti-vacunas / vacunas. Una vez más, celebridades como Jenny McCarthy afirman que las vacunas causan autismo. Muchos médicos están sacando espuma por la boca y tratando de 'desacreditar' en voz alta estas teorías. A pesar de estas protestas, tenemos brotes ocasionales de parotiditis donde los niños no han sido vacunados adecuadamente. Una vez más, el público ha decidido con sus hijos, y elige a Jenny sobre los médicos.  ¿Por qué?
También está la controversia en curso acerca de las estatinas. Estos populares medicamentos reductores del colesterol pueden tener beneficios en aquellos con enfermedades cardiovasculares conocidas, pero están aumentando su prescripción para la "prevención primaria", es decir, en personas sanas para prevenir enfermedades del corazón. Si bien suena bien, esto ignora el hecho de que todos los medicamentos tienen efectos secundarios y que los beneficios en una población de menor riesgo son, por definición, mucho más pequeños. Tomar una tableta para prevenir un solo episodio de enfermedad cardíaca puede significar tratar a cientos o incluso miles de personas durante décadas innecesariamente.
Muchos médicos culpan a la ignorancia y a los medios de comunicación por estos fenómenos, pero esto es simplemente una actitud paternalista. La verdad es ésta: muchas personas simplemente no creen más en los médicos.
¿Pero,... por qué? La respuesta es $$$$. Simplemente, el público no confía en los médicos porque saben que muchos médicos, especialmente los de la medicina académica y las universidades están en ese negocio. Un estupendo estudio del Dr. Vinay Prasad ilustra el problema precisamente. Revisó a 37 médicos expertos que hablaron en nombre de compañías farmacéuticas. No es sorprendente que todos ellos recibieran cantidades significativas de dinero de Big Pharma - una mediana de 39.316 dólares.
Existe una clara correlación entre el número de artículos que habían escrito (o citado) y la cantidad de dinero recibido. Esto significa que estos "expertos" son los profesores y médicos de todas las mejores universidades de todo el mundo. Estos son los médicos que dan conferencias a otros médicos y a los estudiantes de medicina. En general, cuanto más prominente es un médico, más dinero recibe de la industria.
Algunos están recibiendo cientos de miles de dólares. Uno estaba literalmente fuera del gráfico, reclamando un ridículo monto de $ 2,8 millones de dólares de Big Pharma. ¡$ 2.8 MILLONES!
La parte triste es que todo el mundo reconoce el conflicto inherente de interés. Si un médico está recibiendo millones de dólares de una compañía farmacéutica, entonces hay una buena probabilidad de que su opinión pública refleje este pago enorme y no es una opinión imparcial. Además, los médicos a menudo tratan de ocultar este patrocinio enorme del ojo público, haciéndolos mucho menos creíbles.
Por ejemplo, si LeBron James aparece en un comercial para Sprite, sabemos que se le está pagando por ello. No estamos muy sorprendidos si descubrimos que probablemente rara vez bebe bebidas azucaradas, porque, bueno, eso es malo para el rendimiento deportivo y él no es estúpido. Pero LeBron nunca intenta ocultar su patrocinio, y puede muy bien estar orgulloso de ello. Ese no es el caso con los médicos. Tratan de ocultar este hecho en todas partes.
Veamos la controversia del azúcar. Aquí está el Dr. Sievenpiper, un médico en el St. Michaels Hospital de la Universidad de Toronto argumentando que la fructosa y el azúcar son realmente BUENOS para usted. ¿¿¿Qué dice???
Todo el mundo y hasta su abuela saben que el azúcar no es buena para su salud. Incluso si usted piensa que son sólo calorías vacías (aunque es mucho peor que eso), tendría que ser un poco idiota para creer que la fructosa debe ser "aprobada de nuevo" como saludable. Pero aquí está Sievenpiper diciendo exactamente eso.
Pero él es un doctor, ¿no? Bueno, él también participa en la toma de beneficios de la Asociación de Refinadores de Maíz. Un titular del periódico National Post los dice todo: "un investigador canadiense ha recibido cientos de miles de fabricantes de refrescos y la industria azucarera". Sievenpiper ha escrito 22 estudios u opiniones en los últimos 3 años que, sorpresa, sorpresa, afirman que el azúcar NO es el culpable.





Usted también puede analizar el ejemplo de las estatinas. El Dr. Aseem Malhotra, un cardiólogo líder del Reino Unido, junto con la Dra. Maryann Demasi y el Dr. Robert Lustig, que no reciben ningún dinero de los fabricantes de drogas, escribieron un excelente comentario argumentando que la hipótesis del colesterol está muerta. En respuesta, el cardiólogo Dr. Steven Nissen afirmó que: "los cultos dirigidos por Internet" asustaban a las personas alejándolas de las estatinas. Ambos son cardiólogos. ¿Quién está en lo correcto y quién está equivocado? El público no tiene forma de saberlo.
Oh, pero veamos los pagos del Dr. Nissen de Big Pharma. Según ProPublica, el Dr. Nissen había recibido un pago de 80.000 dólares de las empresas de drogas el año pasado. Bonito. Además, recibió dinero de tres de las mayores firmas farmacéuticas (Amgen, Pfizer y Astra Zeneca) del planeta para investigar y escribir artículos. El Dr. Nissen afirma histéricamente que los “cultos” están asustando a la gente acerca de las estatinas que salvan vidas y que si los escuchamos, todos morirían. El Dr. Nissen parece involucrarse en infundir temor de suicidarse si dejan de tomar pastillas, para asustar a la gente y obligarlas a tomar sus medicamentos (altamente rentables).
¿Es verdad? ¿La gente comenzaría a morir en masa si todos ellos suspendieran sus estatinas? Bueno, este documento responde a esa pregunta. En Francia, una intensa controversia sobre las estatinas en 2013 llevó a las descontinuaciones de ese fármaco en un 50% en comparación con los años 2012 y 2011. Muchas personas habrán muerto como resultado de ello, ¿no? ¡De ningún modo!
Ninguna "Tragedia de la Salud" se produjo a pesar de los trastornos histéricos de los médicos. Hubo 2000 muertes MENOS en 2013. Para las muertes por enfermedades del corazón, hubo 1200 muertes MENOS. Sí, lo has leído correctamente. Hubo menos muertes cuando la gente suspendió su medicación. No puedo decir que una cosa resultó de la otra (causalidad), pero ciertamente el desastre previsto nunca sucedió. Una vez más, la gente predice el desastre, como lo hicieron cuando la Dra. Demasi produjo su valiente documental 'Heart of the Matter'.
El público en general no es estúpido. Ellos entienden que muchos médicos están en la nómina de Big Pharma, pero están desesperados por ocultar este hecho. Ellos entienden que las personas que deben ser los más expertos - los profesores universitarios y los médicos en los hospitales de enseñanza y los investigadores que escriben los artículos son los que están recibiendo más $$$. Están intercambiando su prestigio académico por frío dinero en efectivo en una forma de prostitución intelectual.
De los 22 miembros de la Canadian Cardiovascular Society, 20 recibieron dinero de Big Pharma. Esa sociedad es responsable de escribir todo tipo de directrices que los médicos siguen en el tratamiento de las enfermedades del corazón. Sin embargo, el 91% de los médicos que escriben estas influyentes directrices están directamente a sueldo de Big Pharma. No es sorprendente que estas directrices apoyen el uso liberal de las estatinas. ¡Deberían estar hasta en el agua potable! Las mismas personas que deberían estar protegiendo al público estan vendidas.
Luego, está el dinero que se canaliza en cosas como el impresionante Centro Canadiense de Investigación del Corazón, con muchos profesores de la Universidad de Toronto. Esto es realmente solo una operación de lavado de dinero de los productos farmacéuticos. Todas las grandes compañías farmacéuticas invierten millones de dólares en este "Centro de Investigación", que produce infomerciales poco disimulados dirigidos a su médico local.
Por ejemplo, considere este programa de una organización similar: "Insulina en la Diabetes". ¡Qué emocionante! Lástima que no hay un solo estudio en la historia de la humanidad que muestra que la insulina en la diabetes tipo 2 mejora los resultados de la salud. Dado que el 90% de la diabetes es de tipo 2, entonces este título implica una mentira completa: que la insulina beneficia la diabetes tipo 2.
Sin embargo, aquí están los médicos que han aceptado participar. Dr Zinman, profesor de la Universidad de Toronto. Dr. Cheng, profesor U de T. Dr. Gerstein, profesor de la Universidad McMaster. Dr. Perkins, profesor U de T. Dr. Yale, profesor, McGill. Virtualmente los jefes de todos los departamentos endócrinos en las principales universidades de Canadá.
¿Todos decidieron renunciar a su descanso para educar a los médicos generales? Apenas. Cada uno recibe miles de dólares en casa, mientras promueven la obesidad inducida la insulina. Ninguna lección de este programa de 8 horas está dedicada a una dieta adecuada o al ejercicio. ¡NO! Las drogas, las drogas, las drogas es lo que paga las facturas de la escuela privada. Ellos están recibiendo dinero de una cábala de especuladores de insulina para entregar un mensaje de ventas sesgado, poco disimulado a instancias de sus señores farmacéuticos.
Las compañías farmacéuticas pueden pagar a estas falsas organizaciones de investigación para participar en estos eventos (infomerciales) y pretender que están apoyando la "investigación". Dinero lavado con éxito. Es un secreto a voces entre los doctores. Todos sabemos que estas cosas no son de organización gratuita. Todo el mundo se paga.
Para los médicos asistentes, hay desayuno, almuerzo y merienda gratis. Ellos toman esta presentación viciada y sesgada como verdadera creyendo que están aprendiendo sobre los desarrollos más recientes en el campo. Luego pasan esta propaganda a sus pacientes de buena fe, pero con mala medicina.
Por supuesto, Big Pharma ha financiado todo el asunto con la suma de decenas o cientos de miles de dólares. Y saben que están obteniendo un buen rendimiento de su inversión. El Journal of Clinical Oncology publicó un artículo que muestra que en la oncología (cáncer), los pagos a los médicos resultaron en un aumento de hasta un 78% la tasa de prescripción de medicamentos.

Entonces, ¿por qué el público en general desconfía tanto de los médicos? Bueno, el público tendría que estar loco para confiar en nosotros, dado que el dinero circula por el sistema. Pero la culpa es nuestra. Un gran primer paso es la divulgación de pago a los medicos, como se hace en los EE.UU. y hay un movimiento en Canadá para hacerlo también. Pero eso no es suficiente. La única manera de restaurar la confianza es detener todos estos pagos por completo. Honestamente, ¿Es realmente demasiado pedir que los "expertos" (American Heart Association, Asociación Americana de Diabetes, Canadian Cardiovascular Society) que asesoran al público sobre los mejores medicamentos y las mejores dietas NO reciban dinero de las compañías farmacéuticas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario